‘Cardio’, la figura de la Fundación She que hace que los niños cuiden su corazón

Cuidar a otro veces se entiende mejor que cuidarse. «Cardio está contento cuando das un paseo, Cardio está feliz cuando sabes decir que estás triste, y Cardio está frustrado cuando comes muchas chucherías». El relato de Isabel Carvajal es su guía para llegar al niño, una forma para que el infante aprenda a proteger a su propio corazón. Les habla de ellos mismos a través de Cardio.

Carvajal es la directora académica de la Fundación She. Una entidad sin ánimo de lucro, presidida por el cardiólogo Valentín Fuster, basada en una certeza: promover hábitos saludables desde que se empieza a formar la conciencia es la clave para evitar enfermedades cardiovasculares. Ciencia (Science), salud (Health) y educación (Education), She, son las bases de esta organización y programa integral.

Las patologías del corazón siguen siendo una de las principales causas de muerte en el mundo. En el año 2020, 29.654 personas morían en España por enfermedades cardiacas, según las estadísticas del INE. Reducirlas empieza en la infancia, porque «la salud es un comportamiento, se aprende», afirma Isabel Carvajal.

QUE SEPAN DECIR «TENGO MIEDO»

Por eso, Fundación She, con el apoyo de Fundación »la Caixa», interviene desde el jardín de infancia hasta los 16 años, en distintos puntos del mundo -desde EEUU hasta Colombia- a través de la enseñanza. En España, han contado con 70 horas de clases en cada colegio, que en total ya suman 230. Sus cuatro objetivos se mimetizan con aquello que previene los problemas de corazón. A través de Cardio, los más pequeños entienden que deben adquirir hábitos de alimentación saludable y variada, se alejan del sedentarismo viendo jugar y correr a Epi y Blas, y cuando son un poco más mayores, se les explica el conocimiento del funcionamiento del cuerpo y del corazón.

Pero todo comienza en el interior. «Un niño tiene que saber decir: ‘tengo miedo’, y se tiene que dar cuenta de que el de al lado también tiene miedo. Cuando sea un poco más mayor se le enseñará a analizar por qué tiene miedo». La capacidad de escucharse y mirarse a uno mismo, continúa la directora, «le dará más seguridad en sí mismo, y, cuando tenga 11 años, podrá decir no al alcohol o a las drogas».

 

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x